SaludTurismo

10 trucos para viajar y no engordar

Disfruta de todos los placeres del buen viajero y repite

Todos teníamos en nuestra lista de cosas que hacer este verano “disfrutar de las vacaciones, comer, beber e intentar no engordar“. Algo casi imposible.

Ahora que ha terminado la feria de Almería somos muchos los que volvemos a retomar un estilo de vida saludable. También, es el momento en el que algunos vuelven de las vacaciones y otros se marchan ahora. Por eso, en este artículo os voy a enseñar los 10 mejores trucos para mantener la línea estemos donde estemos.

Viajar, disfrutar y comer

Agosto y septiembre son los meses de las vacaciones y es cuando entran los agobios y preocupaciones sobre si vas a engordar o no vas a engordar durante el viaje, ¿te ha pasado? Vamos a conocer los 10 trucos para viajar y no coger peso.

En otras ocasiones, el objetivo del viaje es comer. A veces, pensamos antes en lo que vamos a comer que en lo que vamos a visitar. Para mí viajar lo entiendo como una aventura para descubrir lugares, personas y gastronomía.

Debo decirte que para viajar no hace falta irse a la otra punta del mundo, muchas veces nos empeñamos en irnos lejos y tenemos maravillas a 100 km de nuestra casa.

10 trucos para viajar y no engordar

Después de esta pequeña introducción, ahora sí, voy a contarte los 10 trucos para viajar y no engordar.

1. Haz una búsqueda sobre la gastronomía de la zona

Es algo muy básico, pero para mí es una prioridad saber qué me voy a encontrar cuando llegue. ¡Hazlo tú también para evitar sorpresas desagradables! Nuestras madres siempre lo decían, “más vale prevenir mejor que curar”. Anota en tu móvil los platos típicos, cuáles te llaman la atención y quieres probar sí o sí.

2. Elige dos o tres restaurantes que tengan opciones saludables

Pequeños extras son innegables cuando estás de viaje, por eso tenemos que tener claro algunos sitios que ofrezcan opciones saludables para que la balanza no se descompense.

3. En tu mochila siempre tiene que haber…

Fruta, agua y frutos secos. Esto es algo inamovible en mis viajes: plátanos, manzanas, nueces, pistachos y agua nunca faltan en mis trayectos de coche, autobús, tren o avión. Y casi siempre algún pequeño bocadillo por si acaso.

4. Visita un supermercado/mercado local al llegar a tu destino

Me encanta descubrir nuevas variedades de fruta y verdura, zumos y batidos que ofrecen a los turistas y vas reponiendo lo que has ido gastando. Tanto el punto 3 y 4 ayudan a prevenir el famoso estreñimiento de los viajes, hazlo y luego me cuentas.

5. Lleva siempre contigo una botella metálica vacía

El agua se convierte en un producto de lujo cuando viajas a algunos sitios y más en los aeropuertos. Lleva tu botella siempre y llénala en las fuentes del aeropuerto o lugar de destino. Intenta evitar las botellas de plástico y verás como tu bolsillo lo nota.

6. Elige siempre que puedas vegetales en tu comida

Todas las opciones valen. Una ensalada variada, salteado de verduras, a la parrilla, cremas o sopas. Además, si ya estás llevando unos hábitos saludables, será tu cuerpo el que te pida un poco de verde, ¡ya lo verás!

7. Pon en tu maleta unas buenas deportivas

¡Muévete! Siempre digo que en los viajes nos movemos más que en el día a día, como mínimo unos 10 km diarios (en mi caso se acerca más a los 20 km). Monitorízalo con una app y lleva el registro. También, puedes incluir otras actividades como kayak, senderismo, snorkel, pádel y un montón más de opciones.

8. Cocina en tu alojamiento

Benditos apartamentos y cabañas con cocina. En algunos sitios de Europa las cartas ofrecen sota, caballo y rey…y muchas veces poco saludables. Si ya lo has previsto, tener cocina te da una libertad enorme de elegir lo que comes y de paso te ahorras unos euros. Además, como buen almeriense te duele pagar un sobreprecio por comida de menos calidad a la que estás acostumbrado.

9. Toma un pequeño extra cada dos días

Estás de vacaciones, no es momento de estar contando kcal, dosifica los caprichos y disfruta de la gastronomía local. Es imposible no querer probar la pizza en Italia, los gofres de Bélgica, o el cachopo de Asturias.

10. Disfruta comiendo y tomate tu tiempo

Los viajes y las vacaciones invitan a bajar el ritmo. Aprovecha para comer despacio y de manera consciente. Percibe los aromas, texturas y sabores del lugar al que viajes, permítete disfrutar de la comida y de los beneficios de la atención plena a la hora de comer.

También te puedo ayudar para perder peso, recuerda que puedes consultar conmigo sin compromiso. Únete al movimiento #ConcienciaNutricional ¡Nos vemos en el siguiente post!

¡Muchas gracias por leer el post! Si te ha parecido interesante quizás te interese “¿La fruta engorda? 5 mitos muy frecuentes, en Almería Is Different.

Etiquetas
Seguir leyendo

Carolina González

Carolina González es doctora en Nutrición y Dietista-nutricionista por la Universidad de Granada. Además, Coach Nutricional por la Universidad Isabel I. Su número de colegiada es AND-00421. Está especializada en cambio de hábitos, y disfruta guiando a las personas a conseguir sus objetivos para sentir mayor bienestar. Lleva ocho años dedicada a la nutrición y salud de las personas y siempre está en constante formación para ofrecer sus servicios de la mejor manera posible.

Publicaciones relacionadas

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar