Gastronomía

Tres lugares donde beber vino dulce, aunque no haya feria

Recorrer el recinto ferial y hacer una parada en ‘Los Dos Maños’ es una tradición a la que este año hay que buscar alternativas

Tradición y folclore en un solo trago. El vino dulce acompañado de un barquillo es una costumbre característica de la Feria de Almería. Algunos aseguran que para ellos no comienzan las fiestas si no se toman un chato de este “vino pisao”. Y es que la tradición siempre ha sido recorrer el recinto ferial y hacer una parada en ‘Los Dos Maños’, o derivados, para beberse un vaso de vino dulce. Con o sin barquillo, es cuestión de gustos, pero el vino se echa de menos este año en el que nos han arrebatado nuestros días de jolgorio. Un sabor indispensable que se reconoce como propio de la Feria de Almería, aunque se consuma en muchos lugares.

La digestión, la tradición, el buen estar… muchos son los motivos que llevan a los almerienses a consumir este chato dulce. Tanto es así que algunos pierden la cuenta de cuántos han llegado a tomarse durante toda una semana de feria. Un trago compuesto por vino dulce con un toque de arrope y su barquillo, que le da el saborcillo a canela.

En Almería is Different no queremos que esta tradición se pierda así que hemos buscado los sitios de Almería donde se pueden tomar estos “vinillos” y rememorar nuestra tradición de la feria en un solo un trago.

1. Rincón de Basi

En el centro de Almería, en una de las calles que cruzan el Paseo y la Rambla de Almería, se encuentra esta taberna-restaurante que ofrece tapas y raciones, además de desayunos. Tanto si vas a mediodía como si lo haces por la noche, al acabar de comer te ofrecen uno de estos vinos de la feria con su barquillo, para que te vayas del local con buen sabor de boca.

2. Salitre Bar de Vinos

Si tenemos que hablar de vino en Almería sin duda hay que mencionar el Bar Salitre. Su extensa selección de vinos lo convierte en un lugar de referencia en la ciudad para los amantes de la uva. En el tema que nos ocupa, el vino de la feria, en ‘el Salitre’ podemos encontrar Pedro Ximenez y otros similares que pueden calmar tu ansia de chato, sin barquillo, en la semana de la no-feria.

3. Restaurante Valentín

Cocina mediterránea a unos pasos de Puerta de Purchena. Su cocina tradicional y casera te propone degustar sugerencias sencillas pero llenas de sabor, mientras saboreas vinos nacionales e internacionales. Al igual que en Salitre, el restaurante Valentín ofrece vino dulce a la hora del postre, para calmar a los más dulzarrones en estos días que se han vuelto amargos.

Os dejamos la encuesta sobre el vino dulce que hicimos en la Feria de Almería 2019 para que no se nos olvide la alegría de estos días.

Nuria Faz

Periodista especializada en información y comunicación científica, y en marketing y comportamiento del consumidor por la Universidad de Granada. Fotógrafa de título y de oficio. Amante de la música y los festivales. El Cabo de Gata es su lugar favorito del mundo, amor que se tradujo en un documental ganador del Premio Nacional de Periodismo Francisco Valdés 2017.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba