Gastronomía

La cerveza hizo al hombre ¡Larga vida a la cerveza!

Cómo y dónde celebrar el Día Internacional de la Cerveza en Almería

El antropólogo Solomon Katz planteó en los años 80 una teoría fascinante, verosímil pero difícil de comprobar. Sostenía que fue el deseo humano por conseguir un suministro estable de alcohol, no de comida, lo que hizo que el hombre primitivo abandonara la caza, la recolección de alimentos y la vida nómada para dedicarse a la agricultura y establecerse en asentamientos. También hay hallazgos científicos que sostienen que la cerveza se inventó antes que el pan. Teniendo en cuenta lo que nos gusta el ‘alpiste’, no son teorías descabelladas.

Aunque en su fórmula actual, la cerveza tiene su origen en la Europa medieval, hay antecedentes de bebidas alcohólicas derivadas de la fermentación de cereales desde hace más de 6.000 años. Desde el punto de vista histórico, un brebaje como la cerveza ha pasado de ser una actividad artesanal desarrollada primero por mujeres, más tarde por monjes, para transformarse en los últimos siglos en una potente industria que pone los beneficios por delante del hedonismo.

Auge y caída

Ya en los años 70, el genial escritor inglés Kingsley Amis mostraba su enfado: “la cerveza de barril ya no es realmente de barril, sino de bombona, y consiste en una sustancia híbrida procedente de lo que es en realidad una botella de metal gigante diseñada para que sea la misma en todas partes, por perezoso e incompetente que sea el distribuidor”. Con esa estandarización de la cerveza “se consigue que el producto de asco en todas partes”, sentenciaba Amis.

Por tanto, no es de extrañar que la birra reivindicara sus orígenes artesanales y por eso hemos sido testigos del boom de la creación de microcervecerías en un buen número de países desarrollados. Internet ha democratizado el acceso a la información sobre cómo fabricarla y ha hecho mucho más fácil conseguir la materia prima necesaria desde cualquier rincón del mundo. De hecho, hacer cerveza es relativamente fácil. Lo difícil es hacer buena cerveza.

El boom de la cerveza artesanal

Ese boom de la cerveza artesanal llegó a Almería (igual que a otros lugares de España) coincidiendo con la crisis económica. La falta de trabajo fomentó la fórmula del autoempleo y un crecimiento de marcas por encima de lo razonable o de lo que el mercado podía aceptar a la sombra de las grandes cerveceras establecidas en España.

En un principio parecía que la fórmula funcionaba debido a la pérdida de calidad y variedad de la cerveza industrial. Aunque esa misma industria no tardo en verle las orejas al lobo, y se puso a fabricar cervezas de calidad superior, tratando de seguir la estela de las artesanales. Por volumen, control de costes y red de distribución se han comido a muchas de esas microcervecerías que surgieron en tantos rincones de España. Aunque modelos de negocio mal planteados y la frustración de las expectativas iniciales también han podido dejar muchas víctimas en el camino.

En españa hace poco había más de 500 marcas de cerveza artesanal, pero el punto álgido ya se alcanzó y ha comenzado recientemente el declive. En Almería resisten abiertas la mayoría de las que han ido surgiendo en los últimos años, aunque se cuenta algún cierre y otras han tenido que cambiar en varias ocasiones su estrategia comercial. Especialmente a nivel local, donde el consumidor no parece estar dispuesto a pagar un poco más, salvo en las ferias temáticas que se celebran en diferentes puntos de la provincia.

Día Internacional de la Cerveza

Y claro, hoy 2 de agosto, es el Día Internacional de la Cerveza. Por eso te propongo que aprovechando que es principio de mes y verano, te rasques el bolsillo y brindes con una o varias cervezas artesanales de Almería. Tienes unas cuantas para escoger:

  • Cervezas Origen 1905 (Huércal de Almería)
  • Cervezas Filabres (Velefique)
  • Cervezas El Cabo (Viator)
  • Cervezas La Cala (Laujar de Andarax)
  • Cerveza Alborán (Cabo de Gata)
  • Cervezas La Virgitana (Berja)
  • Cerveza Far West (Níjar)
  • Torolé (Mojácar)
  • Glamour

O las personalizadas de algunos locales (que generalmente fabrica alguna de las anteriores marcas):

  • El Chato (La Tahona Plaza Vieja)
  • Motown (Motown)
  • Riot’s Beer (Riot Cinemashop)
  • La Mala (Bar La Mala)

Quiero probar hoy 10 cervezas ¿Dónde voy?

Puedes encontrar las cervezas artesanales almerienses repartidas por un buen número de bares, restaurantes y pubs, pero hay tres sitios en la capital donde la cerveza es la protagonista absoluta:

Por un lado está La Maltería (Calle Gabriel Callejón), con casi un centenar de referencias de cervezas de calidad donde predominan las artesanales almerienses, andaluzas y españolas, rematando con algunas marcas de importación. Además hay algunas cosas de cocina para hacer balate.

Otro sitio con oferta de cervezas artesanales y algo de cocina es Tigre Ciego (Plaza de la Administración Vieja), con unas cuantas opciones de barril, para los amantes del grifo. Local muy acogedor cuando no está lleno.

La Cervecería Internacional El Zaguán (Calle San Leonardo) tiene una abrumadora carta de cervezas en formato libro. Aquí predominan las cervezas industriales de importación procedentes de casi todos los países productores y algunas cervezas artesanales locales, nacionales e internacionales.

Normas para celebrar la cerveza

Ten en cuenta que el Día Internacional de la Cerveza comenzó como una celebración del arte de la elaboración de esta bebida fermentada. Fue en 2007, en un pequeño bar de California. Hoy día se celebra en cientos de ciudades de todo el mundo, pero los fundadores de la efeméride tenían tres normas básicas para el disfrute de este día:

  • Reúnase con sus amigos y disfrute el sabor de la cerveza
  • Celebre a los responsables de preparar y servir la cerveza
  • Unir al mundo bajo la bandera de la cerveza, celebrando las cervezas de todas las naciones juntas en un solo día (aquí ya llevaban varias rondas)

Amén.

Etiquetas
Seguir leyendo

Curro Lucas

Periodista especializado en gastronomía y nutrición por la Universidad Complutense de Madrid, escribe desde hace años casi en exclusiva de gastronomía y viajes. Forma a periodistas y blogueros de todo el mundo a través de la plataforma digital The Foodie Studies y le encanta cocinar para los amigos. También tiene (abandonado) un blog de recetas y rocanrol que se llama Recetas en Tres Acordes. Ha viajado por 20 países y le sabe a poco.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar