Cultura y ocio

Ordenadores del siglo pasado cobran vida en el IES Celia Viñas

Piezas con más de 40 años y un peso de 20 kilos entre las más destacadas de la muestra

Al subir las escaleras del IES Celia Viñas y girar a la derecha nos encontramos con uno de los rincones más especiales del centro. Se trata de una pequeña sala en la que están expuestas piezas informáticas históricas. El particular museo de la informática del instituto muestra una colección que empezaron a rescatar hace 15 años y que a día de hoy se sigue ampliando.

Alfredo, profesor del centro asegura que todo comenzó cuando años atrás, cada vez que abrían un almacén o limpiaban un sótano, se topaban con piezas de este sector. Decidieron darles una segunda vida y para ello, se pusieron a clasificar todo aquello que habían encontrado. Además también cuentan con donaciones de personas que han querido aportar su participación a la exposición.

La muestra recoge artilugios con una antigüedad de hasta 40 años, como es el caso de un ordenador portátil. En él puede observarse parte de la evolución que sufrido la tecnología durante estos años. Como dato, desde el centro nos cuentan que dicho portátil pesaba 20 kilos, algo que a fecha de hoy es impensable. Alfredo y Pablo, profesor y alumno del centro nos han abierto las puertas del pequeño museo para enseñarnos todas las antigüedades:

La historia de la telefonía

En el instituto se plantean un nuevo proyecto, para ello están reuniendo teléfonos móviles. Lo que pretenden es crear una pequeña historia de la telefonía que tanto ha cambiado a lo largo de veinte años. “Tenemos algunos de los 90 y principios de los 2.000. Queremos reunir más para poder exponerlos y que sirva de ejemplo de la historia de la telefonía móvil”, explica el profesor.

Una iniciativa para la que piden la colaboración de todos lo almerienses, que pueden acercarse hasta el IES Celia Viñas a llevar sus dispositivos a los que ya no dan uso.

Nuria Faz

Periodista especializada en información y comunicación científica, y en marketing y comportamiento del consumidor por la Universidad de Granada. Fotógrafa de título y de oficio. Amante de la música y los festivales. El Cabo de Gata es su lugar favorito del mundo, amor que se tradujo en un documental ganador del Premio Nacional de Periodismo Francisco Valdés 2017.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba