Cultura y ocio

Cristian, un joven almeriense con ataxia, pide ayuda para pagar su tratamiento

La enfermedad neurodegenerativa le produce dificultad al hablar, al comer y al moverse

Cristian es un joven almeriense que padece ataxia desde hace un año. Esta enfermedad neurodegenerativa le produce dificultad al hablar, al comer, al moverse…

Adrián Gallegos, amigo de Cristian, ha grabado un vídeo para mostrar la situación en la que se encuentra el joven y puesto en marcha un ‘crowfounding’ para poder ayudarle. En este asegura que su grupo de amigos es el único apoyo económico y físico con el que cuenta el joven. Desde que comenzó a enfermar ha estado a su lado para conocer el diagnóstico y con ello poder actuar. La solución la han encontrado en la clínica Neuroal, a la que Cristian asiste dos veces a la semana y es tratado por un logopeda y un fisioterapeuta.

La clínica es privada y les cuesta alrededor de 900€ al mes, una cuantía económica que a los amigos del joven les cuesta afrontar. En ‘Gofundme’ han abierto un ‘crowfounding’ con el que pretenden recaudar 12.000€ para poder pagar un año de tratamiento.

En el vídeo se pueden apreciar las dificultades a las que se enfrenta Cristian, y él mismo trata de explicar lo que le ocurre.

Desde el pub Kutre quieren contribuir ayudando a Cristian y han organizado un evento solidario para ello:

Ataxia

La ataxia se caracteriza por la falta de coordinación en la realización de movimientos voluntarios. Lo que afecta al habla, marcha y extremidades. el diagnóstico de dicha enfermedad es clínica y se basa en el análisis de los síntomas y signos que presenta el paciente. En la clínica de Almería Neuroal disponen del servicio de neurología para el diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de dicha enfermedad.

Patricia Gutiérrez ha publicado un ‘post’ en la página web de la clínica en el que explica que ella comenzó con esta enfermedad poco a poco con pérdidas de equilibrio y dificultad en la marcha y al escribir. Después, esos síntomas se fueron agravando cada vez más con el tiempo, a pesar de hacer ejercicios en casa, piscina, fisioterapia, hípica etc. 3 años después, empezó a usar una muleta, con 22 años cogió un andador, y con 23 comenzó a usar silla de ruedas.  Poco a poco perdió fuerza en el tronco, hasta tal punto de no controlarlo y teniendo dificultad al hablar y al tragar. Su rehabilitación consiste en trabajo físico, fisioterapia, piscina, logopedia y demás ejercicios en casa… y pide investigación para mejorar la calidad de vida y salud de las personas que padecen ataxia.

AlmeriaIsDifferent

Almería Is Different es el medio de comunicación almeriense que comparte lo que nos hace únicos. Información con criterio, con humor, con alegría y alguna que otra opinión.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba