Salud

Los pueblos del Alto Almanzora echan el cierre perimetral sin casos en su territorio

Los tres contagios que suman Sierro y Suflí han restringido la movilidad de sus habitantes aún no estando los enfermos en estas localidades

Algunas poblaciones almerienses se han visto obligadas a tomar medidas contra el coronavirus sin que este llegue a sus límites territoriales. Una realidad que están viviendo municipios como Sierro o Suflí, ubicados en la comarca del Alto Almanzora. Con 379 habitantes y 196, respectivamente, solo necesitan que uno o dos de sus vecinos se contagie para que la movilidad de todos se restrinja.

Las dos localidades tienen elementos en común. Además de su cercanía, en el último recuento ambos territorios se enfrentaron al cierre perimetral sumando un total de tres contagios. Sin embargo, esta realidad no se vive en sus calles. Con la evidente protección, los vecinos siguen paseando con tranquilidad y sin miedo a ser contagiados porque ellos saben que: “en Sierro no hay virus”, cuentan.

Los contagiados viven fuera

Cuesta entender como se cierra un municipio sin contagios, pero tiene una explicación. Y es que los enfermos que computan en los recuentos oficiales son personas empadronadas y con el médico en estos pueblos, pero que viven fuera de ellos. Por este motivo, desde estas localidades se hace un llamamiento a todos los usuarios para que se cambien el médico y así llevar una gestión de los datos mas certera.

Esta es solo la primera de las medidas, pero si ambos municipios suman algún contagio más, se procederá al cierre de la actividad no esencial. Una medida que puede afectar de manera muy negativa a los pocos comercios que tienen actividad en estos pueblos.

Después del cierre perimetral

Los vecinos no se muestran afectados por el cierre perimetral, y el día de antes se desplazaron a los municipios cercanos, que cuentan con supermercados, para estar previstos de víveres. El alcalde de Sierro, Adrián de Manuel, se muestra a favor de la reducción de la movilidad, una medida que les protege para seguir libres de contagio. El cierre no afecta tanto a sus habitantes, pero sí lo hará si suman algún caso y las restricciones son más duras. “Con un caso más, aunque no esté aquí, nos cierran la actividad no esencial”, relata Adrián.

Nuria Faz

Periodista especializada en información y comunicación científica, y en marketing y comportamiento del consumidor por la Universidad de Granada. Fotógrafa de título y de oficio. Amante de la música y los festivales. El Cabo de Gata es su lugar favorito del mundo, amor que se tradujo en un documental ganador del Premio Nacional de Periodismo Francisco Valdés 2017.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba