Cultura y ocio

La cantera de mármol que quiso ser un lago de aguas cristalinas

Cuando los yacimientos de los minerales se explotan, reciben naturalmente otra vida a través de las filtraciones de agua

Agua cristalina a una temperatura agradable en un pequeño paraje que fusiona la actividad del hombre con el fluir de la naturaleza. Las canteras del municipio de Macael se convierten cada verano en un lago de un intenso azul en unos 70 metros cuadrados de roca.

Las canteras están formadas por piedra natural de las que se extrae el famoso mármol blanco de Macael. Se trata de uno de los principales yacimientos de mármol de España, que cada verano se convierte en un lugar de recreo en el que disfrutar de un buen baño.

En este lugar se forman pantanetas que surgen en los huecos que quedan después de explotar la cantera. Unas formaciones de agua que se filtran en el terreno por los aportes de aguas subterráneas y la pluviosidad.

“Cada año se forma la panteneta en una cantera diferente dependiendo de la voladura. Si hacen una nueva voladudra en una cantera, el agua se desplaza”, explica Sergio López Jerónimo, técnico en medio ambiente.

Una piscina alicatada en mármol

El agua se filtra por las madres, una especie de grietas que se forman entre las rocas de mármol, lo que permite que entre el agua en la cantera. Esta se va filtrando de manera limpia y queda atrás el barro. Se debe a que el mármol es roca caliza y, por ello, las rocas colindantes hacen de esponja, dejando pasar el agua y reteniendo el barro y otro tipo de partículas.

Cada año se suelen inundar un par de canteras que se convierten en objeto de visitas por lo especial de su paisaje y sus aguas cristalinas que invitan al baño. La que nos ocupa está situada en la carretera de Líjar a Macael y ya son muchos los bañistas que han disfrutado de esta particular “playa” en el corazón de una cantera de mármol de Macael. Si quieres disfrutar de esta experiencia apunta el día en tu agenda porque las filtraciones solo duran unos meses.

Etiquetas

Nuria Faz

Periodista especializada en información y comunicación científica, y en marketing y comportamiento del consumidor por la Universidad de Granada. Fotógrafa de título y de oficio. Amante de la música y los festivales. El Cabo de Gata es su lugar favorito del mundo, amor que se tradujo en un documental ganador del Premio Nacional de Periodismo Francisco Valdés 2017.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar