Almeriensadas

El arruí en Almería ¿Especie invasora o vulnerable?

“Podría llegar a extinguirse dentro de unas décadas en África”

Hoy hablamos con el biólogo Jorge Cassinello sobre el arruí, una especie de ungulado calificada como especie exótica invasora. Jorge pide que la población presente en el sureste peninsular sea excluida del Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras pues se ha adaptado plenamente a las condiciones climatológicas del sureste y no hay pruebas empíricas que sugieran un riesgo para el ecosistema. No obstante, aún se enfrenta a otro problema más. Y es que si no se extrema la precaución en su conservación podría llegar a extinguirse en unos años.

¿Por qué comenzaste a interesarte por el arruí?

Fue circunstancial. Cuando finalicé mis estudios de Biología intenté conseguir una beca predoctoral tanto en la Universidad de Granada como en la Estación Experimental de Zonas Áridas (EEZA), el instituto del CSIC que tenemos en Almería, mi ciudad natal. Y fue aquí donde finalmente tuve la fortuna de obtenerla. Mi Tesis Doctoral versaba sobre los cuidados maternales y las relaciones jerárquicas en un gran grupo familiar de arruís (Ammotragus lervia es el nombre científico de la especie); se trataba de un estudio de comportamiento fundamentado en diversas hipótesis ecológico-evolutivas. Desde entonces pasé a especializarme en el estudio biológico y ecológico de esta fascinante especie.

¿Qué especie criais desde el CSIC de Almería? ¿Cuáles son sus características? ¿Cuántos ejemplares hay en la actualidad?

Desde comienzos de los años 70 del pasado siglo, se crían cuatro especies de ungulados en la Finca Experimental “La Hoya” (anteriormente denominada Parque de Rescate de la Fauna Sahariana). Tres especies de gacelas y el arruí sahariano Ammotragus lervia sahariensis, una de las seis subespecies establecidas para el arruí.

El arruí es una especie de caprino muy primitivo, probablemente ancestro de las cabras y ovejas salvajes actuales. Como especie, está clasificado como “vulnerable” por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, pero la subespecie que criamos en el CSIC probablemente esté más amenazada. Los arruís que se pueden observar en los montes del norte de la provincia (en la Comarca de los Velez), pero se trata de poblaciones seguramente híbridas, sin el mismo valor conservacionista que los que tenemos en el CSIC. Finalmente, el estatus global de la especie, del arruí, según la UICN, es de “vulnerable” lo que quiere decir que, si no se toman medidas de protección de sus poblaciones y sus hábitats, podría llegar a extinguirse dentro de unas décadas.

En todos estos años han nacido cerca de 450 ejemplares en cautividad. En la actualidad tenemos 78 arruís en la finca. La reproducción no se realiza todos los años y mantenemos una población relativamente baja por cuestiones de manejo.

Foto Andrés Ríos.

¿Existen otras poblaciones de arruí fuera de la variedad que criais vosotros?

Como he comentado antes, la subespecie que tenemos en el CSIC de Almería es una de seis. Las otras están distribuidas a lo largo y ancho de las sierras del Norte de África. Algunas probablemente a punto de desaparecer. Desconocemos en gran medida la situación real de sus poblaciones porque resulta complicado ir a estos países y hacer censos fiables.

Quisiera en este sentido resaltar el hecho de que poblaciones probablemente híbridas procedentes de zoológicos se han introducido con éxito en distintos países; pero las más numerosas y prolíficas se localizan en EEUU y España. La población española presente en el sureste peninsular es numerosa y habita estos parajes desde hace casi 50 años.

¿Qué condiciones hacen que Almería sea un lugar idóneo para su repoblación? ¿Puede suponer una amenaza para otras especies naturales de la provincia?

Efectivamente, procedente de las sierras murcianas, el arruí híbrido exótico ha llegado hasta el norte de Almería, en concreto a las sierras de la Comarca de los Vélez. Su presencia es poco numerosa y se ha adaptado perfectamente a las condiciones climáticas, al asemejarse mucho a las presentes en sus lugares de origen en las montañas del Atlas y otras localidades montañosas del Sáhara.

Nuestros estudios comparados con el hábitat de la cabra montés resaltan la adaptación del arruí a altas temperaturas estivales y a un bajo régimen de lluvias invernal. Por lo que sabemos de su biología y ecología, el arruí muestra preferencia por pastos montanos, aunque también ramonea plantas leñosas. La actual convivencia del arruí con la cabra montés en la vecina Murcia nos hace pensar que ambas especies son compatibles entre sí.

El arruí ha sido calificado como especie exótica invasora, aunque, a fecha de hoy, no existen estudios científicos que hayan verificado un daño sobre la flora y fauna autóctonos. Sin embargo, la población introducida en la isla de La Palma, en las Islas Canarias, sí está poniendo en peligro la flora endémica de la isla. En mi opinión, en Almería, el arruí no representa en principio una amenaza para la flora, mayor que la propia cabra montés, también en expansión en nuestra provincia. Algunos investigadores creemos que incluso puede ser beneficioso, facilitando una cierta variabilidad en la vegetación.

El arruí está considerado como especie exótica invasora, pero tú estás en contra de esta denominación ¿Por qué?

Partamos de la base de que no todas las especies exóticas tienen efectos perniciosos sobre el medio, es decir, son perjudiciales o invasoras, según la acepción mayoritariamente aceptada hoy en día. En el caso del arruí, estoy en contra de la inclusión de las poblaciones del sureste ibérico en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, porque no se ha evidenciado ningún efecto pernicioso sobre flora y fauna autóctonas en los casi 50 años que llevan con nosotros. Sin embargo, su presencia en la isla de La Palma sí es perjudicial, y teóricamente debería ser erradicado de la isla, pero al igual que muchas otras especies exóticas introducidas allí. 

Si deja esta designación atrás y pasa a ser especie naturalizada, puede convertirse en una especie cinegética. ¿Este cambio podría hacer peligrar a la población?

En la actualidad el concepto de especie naturalizada está en desuso y no suele ser contemplado en decisiones de manejo de fauna exótica, ni en el ámbito de estudio de la biología de la conservación. A lo sumo se podría llegar a retirar su carácter invasor, al menos en el sureste peninsular, al igual que ocurre con el muflón europeo (Ovis aries musimon) en la mayor parte de la Europa continental.

En todo caso, con la entrada en vigor de la Ley 7/2018, de 20 de julio, el arruí, aunque aún oficialmente se considere exótico invasor, puede ser aprovechado cinegéticamente en la Región de Murcia. De todos modos, el que sea cazado no pone en absoluto en riesgo su supervivencia, ya que los cupos de caza son mucho menores que su capacidad reproductiva y de crecimiento poblacional; al igual que ocurre, por otro lado, con el resto de ungulados presentes en nuestros campos.

arrruí sahariano
Arruís en la Finca Experimental ‘La Hoya’. Foto Jorge Casinello.

Jorge ha dedicado toda su vida a estudiar al arruí sahariano para protegerlo y ponerlo en valor. Esperamos que su clasificación como especie cambie de “invasora” a “vulnerable” y podamos disfrutar de ella muchos años más en los faldones de la Alcazaba de Almería.

Etiquetas

AlmeriaIsDifferent

Almería Is Different es el medio de comunicación almeriense que comparte lo que nos hace únicos. Información con criterio, con humor, con alegría y alguna que otra opinión.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar