Salud

5 razones para no pesarte todo el tiempo

La obsesión por los kilos afecta a tu salud

Sí, sí, ¡como lo lees! ¿Eres de pesarte todos los días? ¿Desde cuándo lo haces y con qué objetivo? ¿Quieres 5 razones para no pesarte? ¡Descúbrelas en este post!

La obesidad como obsesión

La cultura de las dietas nos ha “enseñado” mucho tiempo a que el peso sea el marcador del “éxito”, y parece ser que cuánta más hambre pases, el número de la báscula debe bajar proporcionalmente.

Prácticamente sin darse cuenta, muchas de las personas que hicieron esas dietas, acaban todas las mañanas subidas a la báscula del baño, incluso llegando a convertirse en una obsesión.

¿Es este hábito saludable? Rotundamente no.

Hoy te cuento 5 motivos por los que no es aconsejable que te peses prácticamente a diario.

1. Te subes a la báscula cada día y te pones de mal humor

¿Te suena? De repente, te vienen a la cabeza todas las veces que has intentado perder peso sin conseguirlo.

Rememorar esas dietas restrictivas hace que te invada un sentimiento de frustración enorme… ¿Y qué ocurre a continuación? Me da igual todo y me permito comer descontroladamente.

¿Qué consigo entonces pesándome? ¿Me acerca o me aleja de mi objetivo/bienestar?

2. No te permite ver todos los pequeños avances que has realizado en tus hábitos

  • “¿Has mejorado tus digestiones?
  • Muchísimo.
  • ¿Vas mejor al baño?
  • Como nunca.
  • ¿Te gustan los nuevos platos?
  • Estoy encantada porque pensaba que no me gustaba la verdura y ahora como patata sin culpa.
  • ¿Has podido incorporar actividad física?
  • Sí, me siento con más vitalidad y buen humor”.

¿A qué es curioso como perdemos la perspectiva de nuestra salud sólo por enfocarnos en los kg? El cuerpo y la mente necesitan un tiempo para asentar los cambios, y bajar de peso es la consecuencia de esos hábitos

¡Llegará tarde o temprano! No te impacientes.

3. El pesarte requiere un conocimiento previo

Hay personas que por una variación de 100 g de un día a otro se desmotivan “¡100 g es medio vaso de agua!”.

Cojamos un poco de perspectiva:

El peso varía de estar en ayunas por la mañana, a cuando te pesas por la noche, donde puede variar aproximadamente 2 kg.

Todo esto está influido por distintos motivos: si has bebido suficiente agua durante el día, si has ido o no al baño, hacer ejercicio físico, si tomas alguna medicación, el tipo de comida (cantidades de sal y azúcar), si has bebido alcohol el día anterior.

¡El lunes no es nada aconsejable que te peses!

4. Lo que debes bajar no es peso, es grasa corporal

La cultura de la dieta nos lleva diciendo que lo que marca el éxito es el número de la báscula, y de tanto repetirlo nos hemos creído que es verdad, ¡pero es mentira!.

Debemos bajar grasa corporal para que bajar de peso sea efectivo y duradero en el tiempo.

Un ritmo saludable de pérdida de peso es de 0.5-1 kg a la semana para asegurarnos de que también se va perdiendo grasa progresivamente, (esto puede variar depende de lo drástico que sea el cambio de hábitos y el ejercicio físico), ¿qué te parece?

Esto dista muchas veces de los 5 kg a la semana que prometen las dietas milagro, pero… ¿cuánto tiempo tardaste en volver a recuperarlo? ¿cuánto esfuerzo te supuso? ¿te mereció la pena?

Bajo mi punto de vista, el éxito es lograr un equilibrio en tus hábitos, que sean más saludables y te permitan ser más feliz en tu día a día.

Nada tiene que ver con estar pendiente de una báscula.

5. Si has empezado a ir al gimnasio no empieces a pesarte

Cuando iniciamos cualquier tipo de ejercicio físico, estamos potenciando ganar masa muscular, a la vez que se busca perder grasa.

El músculo pesa más que la grasa, y esto puede hacer que falsamente creamos que hemos ganado peso, pero no es real.

Es una adaptación de nuestro cuerpo al nuevo estilo de vida que estamos creando y en un margen de tiempo, se estabilizará y empezaremos a bajar de peso.

De nuevo, ¡importantísimo cultivar la paciencia!

Antes de subirte a la báscula la próxima vez, (siempre recomiendo quitarle las pilas, tirarla, o regalarla), acuérdate de estas 5 razones para dejar de pesarte y frenar este hábito que te está perjudicando.

Recuerda que, ¡Tú eres mucho más que un número! 

Si necesitas ayuda para perder peso, recuerda que puedes consultar conmigo sin compromiso.

Únete al movimiento ConcienciaNutricional ¡Nos vemos en el siguiente post!

Si te ha gustado este post, quizá te interese ¿La fruta engorda?. Entérate de todo en Almería Is Different.

Compartimos lo que nos hace únicos.

Etiquetas
Seguir leyendo

Carolina González

Carolina González es doctora en Nutrición y Dietista-nutricionista por la Universidad de Granada. Además, Coach Nutricional por la Universidad Isabel I. Su número de colegiada es AND-00421. Está especializada en cambio de hábitos, y disfruta guiando a las personas a conseguir sus objetivos para sentir mayor bienestar. Lleva ocho años dedicada a la nutrición y salud de las personas y siempre está en constante formación para ofrecer sus servicios de la mejor manera posible.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar