Almeria en versoCultura y ocio

Aureliano Cañadas: “Nadie ha vuelto jamás de la Isla de la Nada”

Nos acercamos en 'Almería en Verso' a este poeta longevo y prolífico influido por el movimiento Indaliano

Aureliano Cañadas Fernández nació en Almería en 1936. Es Licenciado en Literatura Hispánica por la Universidad Complutense, Diplomado por la Escuela de Estudios Documentarios, por la Escuela Oficial de Idiomas de Madrid y por el Instituto de Idiomas de la Universidad de Granada. Fue profesor Assistant de Español durante dos cursos en el Liceo Faidherbe de Lille (Francia).

Aureliano Cañadas.
Fotografía: Editorial Nazarí

Ha ganado numerosos premios como el ‘Marina Romero’ de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles; el ‘Aula de Encuentros del Círculo de Bellas Artes’ de Madrid; o el ‘Andrés García Madrid’ del Ateneo 1º de Mayo, entre otros.

Además ha sido colaborador de revistas literarias y figura en el ‘Diccionario de la Literatura Española’ de Jesús Bregante y en el ‘Diccionario de Autores de la Cátedra Miguel Delibes’ de la Universidad de Valladolid.

Su arte y talento nacen de su formación y pasión, pero también le viene de familia, lo lleva en la sangre, pues la influencia del trabajo de su hermano Luis Cañadas, pintor y escritor del Movimiento Indaliano, fue muy fuerte.

A pesar de su edad, Aureliano Cañadas no ha cesado de escribir obras. Ha publicado ‘Nunca llegará el olvido’ (Madrid, 1979); ‘Lengua para hablar solo’ (Madrid, 1985); ‘Oscuros son los signos’ (IEA Almería, 1990); ‘Menos nuestro dolor’ (Almería ,1993); ‘Porque soy Teseo’ (Almería, 1995); ‘Máquina, el hombre mismo’ (Madrid, 2000); ‘Telémaco, el sur de otra vida’ (Salamanca, 2004); ‘Doble vida’ (Madrid, 1995); ‘Menos nuestro dolor’ (Segunda Edición, Madrid, 2008); ‘Contra Domene’ (Almería, 2010); ‘Cuerpo celeste’ (Madrid, 2011); ‘Diamantinamente’ (Tafalla, 2012); ‘El único que vive’ (Madrid, 2019); ‘La isla de la nada’ (Madrid, 2016); ‘Conjugación Secreta’ (Almería, 2017); y ‘Laberinto’ (Granada, 2019).

Poemario ‘La Isla de la Nada’

Aureliano Cañadas escribe este poemario tras el fallecimiento de su hermano Luis Cañadas, gran referente para él.

“Apresúrate y mira,

una vez más, los óleos de tu hermano

antes de que mi eterna

garganta los engulla”.

El poeta, consciente de su avanzada edad, escribe estos versos.

“Durante muchos años fui grumete.

Durante muchos más, un marinero,

y ahora

que al fin soy capitán, ya nadie quiere

embarcarse conmigo

aunque yo les prometa

travesía segura e indolora

a la Isla de la Nada”.

CAPITÁN. ‘La Isla de la Nada’.

La Isla de la Nada es una metáfora continuada de la muerte.

Nadie ha vuelto jamás de la Isla de la Nada:

ni ese padre que nunca conocí,

para que no pudiese recordar

el timbre de su voz,

o el color de sus ojos, ni mi madre

para que yo supiera

si al final había ahuyentado la tristeza.

Ninguno,

ni mi hermano o mi hermana,

¿No me quería tanto?

¿Qué valles los retienen, qué recónditas playas,

qué sales o qué lunas?

Ni siquiera pudieron decir: “Hemos llegado”.

La imagen de cabecera es de Xoan Baltar bajo licencia Creative Commons.

AlmeriaIsDifferent

Almería Is Different es el medio de comunicación almeriense que comparte lo que nos hace únicos. Información con criterio, con humor, con alegría y alguna que otra opinión.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba