Almeriensadas

Cómo sobrevivir a la cuarentena sin perder la cabeza si vives solo

Consejos para mantenerse centrado y combatir el aburrimiento, que puede ser peor que el aislamiento

Llevo muchos años trabajando en casa y viviendo solo. Aunque en general soy una bestia social, en ocasiones he practicado un encierro voluntario en modo Hikikomori. No me aburro nunca. Por eso quizás pueda ayudarte a hacer más fáciles las horas extra que vas a tener que pasar en casa debido al confinamiento doméstico al que nos obligan. Espero que este pequeño manual para sobrevivir a la cuarentena sin perder la cabeza si vives solo, te sea de utilidad.

Algunas de estas ideas también te valdrán para ocupar el tiempo si tu encierro es con pareja o en familia, pero estoy seguro que una casa llena de niños tiene circunstancias especiales que yo soy incapaz de imaginar.

Ten en cuenta que tal vez no sean solo 15 días ya que si nos dicen de golpe que van a ser varios meses de confinamiento, salimos a quemarlo todo. En cualquier caso, las poblaciones acostumbradas al aislamiento saben que el aburrimiento puede ser peor que el desabastecimiento.

Lee (libros)

Aprovecha la cuarentena para leer todos esos libros que tienes pendientes. Quizás puedas aprovechar para revisitar alguno de tus favoritos. O si nunca has leído ni la etiqueta del champú, seguro que hay algún libro en la casa que sea interesante. Si no tienes libros en casa quizás debas extinguirte. Sal a la calle a chupar barras de metal.

Si el confinamiento lo sufres en casa de terceros, recuerda la frase de John Waters para frenar la otra pandemia, la de la idiotez: “Si vas a casa de alguien y no tiene libros, no te lo folles”. Tósele encima añadiría yo.

¿Algunos buenos libros para estos momentos? ‘El mundo patas arriba’, de Eduardo Galeano. Ya verás lo bien que explica el uruguayo lo rentable que es (para algunos) propagar el miedo. ‘La Peste’, de Albert Camus, ‘Ensayo sobre la ceguera’ de José Saramago o ‘El país de las últimas cosas’, de Paul Auster pueden ser buenas opciones distópicas y literarias para estos días.

Ya lo decían en La Bola de Cristal, “si no quieres ser como estos, lee”.

Vinoconferencias

Desde la crisis económica de 2008 muchos amigos de toda la vida se han visto condenados al ostracismo. Algunos de ellos viven tan lejos que es muy difícil verse. Desde hace unos años hago con ellos y con otros colegas extranjeros ‘Vinoconferencias’. Quedamos algunas noches a brindar con un vino y ponernos al día vía videoconferencias. Hoy es más fácil que nunca. Tienes la opción de vídeo del whatsapp, Hangouts meets de Google o Zoom, entre muchos otros. Doy por sentado que además de papel higiénico y garbanzos de bote has comprado vino y cerveza, ¿verdad?. Vivir solo y aislado no es motivo para no socializar.

Cocina, coño, cocina

Estamos en una época en la que se habla más que nunca de gastronomía y se cocina cada vez menos. Aprovecha el aislamiento para cocinar. En unos días la gente que ha arrasado los supermercados, para encerrarse llenos de pánico en casa, no estarán en las tiendas. Todo un paraíso de producto fresco para los que queramos cocinar.

Compra en el mercado central o en pequeñas tiendas de barrio, que no son las multinacionales de la distribución las que van a entrar en crisis tras esta pandemia. Internet está lleno de recetas fáciles y ricas. Planifica la compra antes de salir a comprar o busca recetas en función de los ingredientes principales que encuentres en la calle.

Tampoco está de más, que aprendas a fermentar vegetales y otros alimentos, para que cuando llegue una pandemia verdaderamente letal, estés preparado para meses de aislamiento. Te recomiendo ‘El arte de la fermentación’, de Sandor Ellix Katz.

Masturbación

Lo puedes hacer varias veces al día, rellenas tiempo y obtienes placer inmediato. Pero sobre todo ten en cuenta que la masturbación puede ayudarte a protegerte de infecciones víricas y bacterianas. No lo digo yo, lo dice la ciencia.

Aunque no es necesario para masturbarse, no hay desabastecimiento de porno. De papel higiénico casi sí (al menos en mi casa quedan solo tres rollos). Aquí un saludo especial a los ‘saqueadores’ de tiendas.

Si no tienes papel higíenico para limpiar las pruebas del pecado, también tienes como opción la ducha, las toallitas húmedas y las cáscaras de plátano, como explican perfectamente en la divertida lección de masturbación (para hombres) de la serie ‘Weeds’. Ya sabes, “el día es largo y masturbarse es divertido”.

Que por cierto, Italia ha salido con el himno nacional a los balcones después de que Pornhub diera acceso gratuito a sus servicios premium, no antes. Ahí lo dejo.

Cata música

Seguro que la música es importante en tu vida. Aprovecha estos días para profundizar un poco en ella. Traduce letras de autores extranjeros para saber bien qué dicen; quita el polvo de los viejos vinilos y recupera el sabor del surco; haz catas verticales de grupos legendarios y que evolucionaron a lo largo de su carrera escuchando en orden sus discos; elabora playlist de spotify y comparte con tus amigos… Las opciones son infinitas. Yo estoy haciendo mi propia lista de Spotify ‘Pandemia – Coronavirus. Los festivales en streaming también son buena opción.

Y canta, que ya lo dice el refrán: “el que canta su mal espanta”

Teatro y danza

El Ministerio de Cultura tiene a disposición de los internautas obras de teatro y danza en su Centro de Documentación Teatral, Teatroteca. Requiere darse de alta.

Series y pelis (sobre pandemias)

Quizás llevas haciendo esto desde que descubriste Netflix, pero ahora sí que es buen momento para darle duro al sofá y hacer maratones de series y películas. Puedes ponerte en modo “pandemia doméstica” y buscar opciones apocalípticas o distópicas de calidad como ‘12 monos’ (1995) de Terry Gilliam (Del que tenemos estrella en el Paseo de la Fama de Almería) o la serie inspirada en el mismo relato.

También la convincente y realista ‘La Amenaza de Andrómeda (1971), de Robert Wise, ‘Estallido’ (1995), de Wolfgang Petersen o ‘Contagio’ (2011), de Steven Soderbergh, para tener claro que nada se expande tan bien como el miedo. Y ya que estás en soledad, ‘Soy Leyenda’ (2007) tampoco es mala opción. En Netflix tienes la serie documental ‘Pandemic’ (2020) o el capítulo ‘La próxima pandemia’ (2019) de la serie ‘En pocas palabras’, ambas tan recientes que es fácil caer en la tentación de las teorías de la conspiración. Los géneros de zombies y vampiros, si los entendemos como plagas, también son buenas opciones y da para varios meses de encierro.

Pequeños retos diarios

Planifica una vez por semana pequeños retos diarios para los siguientes días. Te resultarán muy útiles para tener la cabeza en su sitio. Algunas ideas:

  • Limpiar aquellas cosas para las que nunca tienes tiempo.
  • Ordenar archivos del ordenador y/o hacer copias de seguridad.
  • Crear memes sobre el coronavirus y la cuarentena.
  • Inventa un juego de mesa relacionado con la situación (para uno o varios jugadores)
  • Habla (o escríbete) cada día con una persona con la que lleves tiempo sin comunicarte.
  • Aprende a hacer algo que no sepas (internet está lleno de tutoriales)
  • Haz algo de ejercicio doméstico
  • Y por si viene el apocalipsis zombie, aprende a usar una espada.
  • Escribe algo. Es muy terapéutico. A mi hasta me pagan por ello (de momento).
  • Medita. Hay muchas cosas sobre las que hacerlo. Hazte una lista.
  • Etc.

Y si esto se alarga, actualiza tu currículum, haz un plan de comunicación de tu marca personal y empieza a prepararte en alguna profesión con futuro como reponedor en grandes superficies.

Hazte gamer

Mata más gente que una virus letal uniéndote a batallas globales multitudinarias con juegos multiplataforma como Fortnite o Warzone de Call of Duty, entre muchos otros. En mi caso voy a intentar recuperar mis habilidades de gamer con fusiles de francotirador. Si te notifican que te ha matado DeadGourmet, saluda. Pero no nos volvamos locos, que en Italia el Fortnite ha saturado internet. Aprovecha también ahora que varios desarrolladores regalan videojuegos para llevar mejor el aislamiento.

Juega a Plague INC

Se trata de un videojuego de estrategia disponible para consolas, IOS y Android del estudio Ndemic Creations. El objetivo es crear y evolucionar un patógeno para extinguir a la humanidad. Puedes elegir entre bacterias, virus, hongos, parásitos, priones, nanovirus. Bioarmas, entre otros. Según lo que elijas la estrategia de propagación cambian si quieres ganar el juego. Después de unas cuantas partidas con Plague INC vas a entender mucho mejor que es esto del coronavirus y por qué es tan difícil pararlo. Además te vas a divertir de manera culpable. Jugué hace años, pero lo voy a descargar de nuevo.

Planta un huerto urbano

No es mal momento para plantar unas semillas y esperar que vayan dando fruto. Si este aislamiento se alarga lo agradecerás. En internet encuentras muchas instrucciones para ello. Marzo es buen mes para sembrar cebollinos, habas, perejil, menta, guisantes, pimientos, rábanos, tomates, berenjenas, coles… o plantar algo de laurel, romero, salvia. Hay muchas hortalizas y plantas aromáticas que se pueden cultivar con éxito en el balcón o en un invernadero doméstico.

Lo que no hay que hacer

  • Abandonar la higiene personal, que tiene más importancia psicológica de lo que creees. Dúchate a diario.
  • No duermas más de la cuenta. Aprovecha para recuperar sueño atrasado, pero no acostumbres al cuerpo a dormir demasiado que luego volver a la rutina será duro.
  • Insisto, no te aisles demasiado. Socializa aunque sea por redes sociales.
  • Ojo con el alcohol y la droga. La tentación es fuerte, pero no aumentes la dosis. Con la comida basura, lo mismo.
  • Tira cosas. Ponte en modo Marie Kondo y deshazte de lo que no vas a necesitar ni en el fin del mundo.
  • ¿Eres experto en política, epidemiología, salud pública, ética o algo relacionado? ¿No, verdad? Pues ahórranos tus lecciones en redes sociales, especialmente si vas a hablar desde la superioridad moral de tu balcón. Ya teníamos demasiados youtubers e influencers dando vergüenza ajena sin necesidad de pandemias. La democratización de la opinión de las redes sociales está muy bien, pero ten en cuenta que por cada dos personas que te aplaudan públicamente, seis van a pensar que eres un imbécil. ¿Puedes soportar esa presión? Yo sí, puedes insultarme en los comentarios.

¿Qué ideas puedes dar tú a otras personas que viven solas para estos tiempos de cuarentena? Deja un comentario, Gracias.

Feliz encierro, paisanos. Nos vemos (pronto) en los bares.

Etiquetas

Curro Lucas

Periodista especializado en gastronomía y nutrición por la Universidad Complutense de Madrid, escribe desde hace años casi en exclusiva de gastronomía y viajes. Forma a periodistas y blogueros de todo el mundo a través de la plataforma digital The Foodie Studies y le encanta cocinar para los amigos. También tiene (abandonado) un blog de recetas y rocanrol que se llama Recetas en Tres Acordes. Ha viajado por 20 países y le sabe a poco.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar