Almeriensadas

Todo esto puedes estar haciendo mal si te mueves en patinete eléctrico

Los usuarios están obligados a someterse a pruebas de alcohol y drogas con multas que podrían ascender a los 1.000 euros

El patinete eléctrico se ha convertido en un buen aliado para aquellos que quieren moverse por la ciudad de manera fácil y rápida. Pero también ha conseguido situarse como el primer enemigo de muchos viandantes que ven su vida en peligro cuando pasan a su lado. Esperando haber mantenido todos los miembros de su cuerpo mientras miran cómo se va a toda prisa su “amigo” de dos ruedas.

Las ciudades se han llenado de patinetes eléctricos y eso es una realidad. Son medianamente pequeños, fáciles de transportar y guardar y, además, respetuosos con el medio ambiente (o quizás no). No obstante, siempre existe un “pero”. Y aunque Almería no sea una de las provincias donde ha tenido una mayor proliferación, su presencia está suponiendo un riesgo para la seguridad vial de todos.

Así, a finales de 2019 la DGT anunciaba la nueva normativa tan demandada y necesaria para preservar el respeto por la seguridad vial. Está normativa se aplica a los vehículos VMP. Es decir, aquellos dotados con una o más ruedas de una plaza solamente que están propulsados por motores eléctricos y que ofrecen una velocidad comprendida entre los 6 y 25 km/h, por diseño.

Y aunque no se exige ninguna autorización administrativa ni seguro obligatorio para conducirlo, lo cierto es que se atañe a normas similares adoptadas por otros vehículos.

Qué no hacer sobre el patinete eléctrico

Auriculares

Está totalmente prohibido utilizar auriculares o cascos mientras conduces tu patinete, en caso de que te vean con ellos, serás denunciado con una multa de 200 €. Este precepto lo encontramos recogido en el artículo 12.2.5/A del RGC (Reglamento General de Circulación).

Teléfono móvil

A su vez, los conductores de estos vehículos no podrán utilizar el móvil mientras los conducen. Del mismo modo, la sanción sería de 200 €, según el artículo 12.5B del RGC.

Foto bajo la licencia de Freepik.

Alcohol y drogas

De la misma manera que si condujeran otro vehículo, los conductores de patinetes eléctricos están obligados a someterse a pruebas de alcohol y drogas. En caso de dar positivo el VMP se inmovilizará. En cuanto a las sanciones, en la prueba de alcohol, la cuantía económica asciende a 500 o 1.000 €, en función de la tasa. En la de drogas, la multa podría elevarse a los 1.000 €. Si, además, el conductor se niega a someterse a estas pruebas, podría ser denunciado como infracción administrativa.

Aceras y zonas peatonales

También tienen prohibido circulares por estos espacios, estando permitido solo a monopatines, patines o aparatos similares que avancen a paso de persona. Del mismo modo que las dos primeras normas, esta acción será sancionada con 200 €. Aunque queda pendiente los matices que puedan imponer las Ordenanzas Municipales.

Pasajeros

Estos vehículos están autorizados para que transporten una persona solamente. Si dos o más personas circulan con él esta acción es sancionable con 100 € de multa, según el artículo 9.1.5.E del RGC.

Sistema de alumbrado o prendas reflectantes

Cuando circules de noche no podrás hacerlo sin algún tipo de elemento que permita que seas visto por el resto de vehículos. Si no lo haces, la multa puede ascender a los 200 €, según el artículo 3.1 del RGC.

Paradas y estacionamientos

En este caso, son solo aplicables las ordenanzas municipales, aunque la DGT aboga por que la acera sea de uso exclusivo para el peatón y otros vehículos que vayan al mismo paso que este.

Menores

Si la infracción ha sido cometida por un menor de 18 años, los padres o tutores legales serán los que responderán a dicha infracción.

Lo que el Ayuntamiento de Almería dice

Como mencionábamos previamente, la regulación de las zonas por las que pueden transitar estos vehículos quedaba en manos de las Ordenanzas Municipales. En este caso, la Ordenanza de Circulación de Peatones y Ciclistas de la Ciudad de Almería dice lo siguiente: Los patines, monopatines y aparatos similares circularán por vías ciclistas segregadas del tráfico rodado. Esto es, no podrán hacerlo sobre pista bici, acera bici o carril bici protegido, así como sendas ciclables y zonas de prioridad peatonal. Tampoco podrán invadir carriles de circulación de vehículos a motor, salvo si lo hacen para cruzar la calzada.

Aunque si circulan por estas zonas, deberán adecuar su marcha a la de los ciclistas o los peatones, evitando riesgos y peligros para los mismos.

¿Qué ha pasado en otras ciudades?

No hace falta recorrer muchos kilómetros para saber que los patinetes eléctricos ya suponían una problemática bastante seria en ciudades cercanas. Concretamente en Málaga. En septiembre de 2019 se anunciaba la preparación de una normativa con la que frenar el descontento de varios organismos en esta provincia. Así, en octubre se lanzaba una nueva ordenanza de Movilidad de Málaga.

En este texto el punto principal anunciaba que estos vehículos tienen que salir de las aceras y paseos marítimos. No obstante, esta norma podría desacatarse con el siguiente punto. Les está totalmente prohibido transitar por la Red Básica de circulación, justificando esta decisión con la velación de la seguridad de los conductores del patinete y los peatones. Por ello, como decíamos, los conductores podrían desobedecer la primera orden y permitir que los patinetes transiten por la calzada siempre que reduzcan la marcha hasta una velocidad máxima de 30 km/h.

Señal en una calle de Málaga. Foto: Ayuntamiento de Málaga.

Sin embargo, aún tienen que solucionar esta decisión, porque algunas zonas no son accesibles a menos que lo hagas por la Red Básica. Así, la Asociación de Usuarios de Vehículos de Movilidad Personal (Ampem) ofrecía como opción la reserva de un carril en la Red Básica más pegado a la acera para estos vehículos. A su vez, estos deberán circular a 30km/h como máximo, permitiendo la circulación de los VMP y las bicicletas con mayor seguridad.

Empresas y precios

Aprovechando la dificultad de moverse por las grandes ciudades, muchas empresas se aventuraron en este sector para ofrecer servicios de alquiler de VMP. Algunas de estas fueron Lime, Wind, Bird, VOI, KoKo y Bbhuo. Si has estado en Madrid recientemente, probablemente habrás podido ver sus patinetes circulando por la ciudad.

Con el objetivo de explotar la popularidad de estos vehículos eléctricos, otras empresas han querido lanzarse ofreciendo estos mismos servicios. Algo que está suponiendo el incremento de la competencia y el cierre de muchas empresas que iniciaron este movimiento.

Para utilizarlos hay que descargar la app en el móvil y encontrar un patinete cerca de la ubicación en la que está la persona que lo necesita. Para usarlo habrá que desbloquearlo mediante un código QR. De este modo, los precios de alquiler varían entre las marcas. En la mayoría de ellas el desbloqueo del patinete cuesta 1 euro y 0,15 euros por minuto viajado. Aunque en algunas otras no hay cuota de desbloqueo.

Desde Almería Is Different nos preguntamos si Almería sería un buen lugar para que estas empresas acudiesen ofreciendo estos servicios. ¿Solucionaría algunos problemas en tema de movilidad de transporte público? ¿Entorpecerían la circulación de otros vehículos, bicicletas y peatones? ¿Aumentaría el peligro de todos estos agentes? ¿Tú qué piensas?

Foto bajo la licencia de Freepik.

Etiquetas

AlmeriaIsDifferent

Almería Is Different es el medio de comunicación almeriense que comparte lo que nos hace únicos. Información con criterio, con humor, con alegría y alguna que otra opinión.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar