Almeriensadas

Liang Shan Po: el barrio de Adra con nombre de serie de kung fu

La zona de las 80 viviendas de Adra adoptó el topónimo alternativo de la serie 'La frontera azul'

Primero los domingos por la noche y después los sábados por la tarde, muchos almerienses se plantaban delante de la televisión a seguir la trama de la historia que trascurría en los tiempos de la dinastía Sung, en el país de La Gran Muralla. ‘La frontera azul’ era el nombre de la serie que ocupaba las horas de muchos espectadores que se entretenían con las peleas, carreras y los saltos mortales de los guerreros chinos protagonistas. Se trata de la primera serie japonesa que llegó a los televisores españoles y lo hizo en el año 1978.  Una ficción que no solo se coló en la mayoría de hogares sino que fue capaz de quedarse dando nombre alternativo a algunos de los barrios del país.

‘Liang Shan Po’ era el lugar, situado en ‘La frontera azul’, donde se refugiaban los guerreros chinos proscritos que luchaban contra los malos. Se trataba de un cerro donde emergían bloques de pisos habitados por los protagonistas. Esta zona fue fuente de inspiración para dar nombre popular al barrio de las 80 viviendas de Adra.

Este barrio abderitano es un núcleo vecinal con varios bloques de protección oficial. Unas viviendas habitadas en su mayoría por “gente de la mar”. Ubicado próximo al puerto y con vistas a la Torre de los Perdigones, este barrio es conocido popularmente por el nombre de ‘Liang Shan Po’. Allí se nombra con toda la naturalidad del mundo como si de una palabra puramente abderitana se tratase, y lo cierto es que este apodo, aún viniendo de muy lejos, ya se encuentra en enraizado en la cultura de Adra.

Todo el mundo conoce la zona de esta manera. En definitiva, los vecinos asumieron el nombre como si de un trozo de China se tratara. Pero dependiendo a quién le preguntes la historia varía un poco. Muchos de ellos coinciden en que se le dio este nombre al barrio por los conflictos que había en este. Peleas como las que se vivían en cada uno de los capítulos de la serie pero sin efectos especiales. Unos roces normales al tratarse de un barrio que hacía vida en la calle y en el que había mucha convivencia.  

Así, uno de los protagonistas, Lin Chung, inspiró bromas de la época que reforzaron el nombre de este barrio. Y es que, según aseguran algunos vecinos, cuando se entregaron los pisos lo hicieron sin dar de alta los suministros. Entonces se decía que vivían en el ‘Liang Shan Po’ porque estaban “Chin Lu, Chin Agua y Chin Na”.

Una serie fue capaz de crear un topónimo con capacidad de pervivir en este barrio abderitano. Pero no es el único que le echó ingenio al nombre, sino que son muchas las zonas en todo el país que se les sigue mencionando como  “el Liang Chan Po”, como recuerdo de aquella serie proyectada en plena Transición.

Nuria Faz

Periodista especializada en información y comunicación científica, y en marketing y comportamiento del consumidor por la Universidad de Granada. Fotógrafa de título y de oficio. Amante de la música y los festivales. El Cabo de Gata es su lugar favorito del mundo, amor que se tradujo en un documental ganador del Premio Nacional de Periodismo Francisco Valdés 2017.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba