Salud

La salud de la piel durante el embarazo y tu bebé

Cuidar tu cuerpo por dentro y por fuera ayuda a una recuperación postparto más rápida.

Cuidar la piel debería estar en la rutina diaria de cada mujer y hombre, ya que nos protege del mundo exterior y recibe todos los rayos dañinos del sol, agua, frío y bacterias, entre otros. Por ello, el cuidado de la piel en el embarazo, durante la cual se sufren grandes cambios, se hace aún más importante.

Si eres una mujer que vive en un ajetreo constante y justificas no dedicarle tiempo al cuidado de tu piel por falta de tiempo, no te preocupes.

En Almería Is Different hemos hecho una recopilación de los mejores consejos a manos de los profesionales y las más expertas en este sector, las que ya han sido madres o están a punto de serlo.

Nunca es tarde para comenzar a hacerlo, sólo recuerda que los cambios que pueda presentar tu cuerpo por el embarazo son, en la mayoría de los casos, temporales.

1. Nutre tu piel desde dentro

Es importante que esta idea la interioricemos. Numerosos estudios han determinado que el consumo de 2 litros de agua al día mantiene a tus órganos y a tu piel en mejor estado. Durante los cambios del embarazo, estar hidratada te ayudará a evitar: estreñimiento, hemorroides y náuseas matinales. Mantener la piel hidratada beneficia a la salud de tu bebé.

Además, muchas mujeres sufren excesivos calores durante el embarazo, esto hace que suden más y, por ello, que se deshidraten más fácilmente, motivo por el cual deben beber más agua de la habitual.

2. Protege tu piel de los cambios hormonales

Si bien es cierto, hay mujeres que durante el embarazo muestran una piel radiante, pero otras no corren con la misma suerte. El motivo es que las hormonas se desajustan y, por eso, las mujeres embarazadas tienen más posibilidades de sufrir la aparición de pequeñas manchas, estrías o incluso acné.

Dedicar 10 minutos al día a consentir tu piel te evitará muchos de estos problemas. Algunos consejos que ayudarán a mantener una piel perfecta durante el embarazo, son:

  • Usa crema protectora

Usar cremas protectoras contra el sol tanto en el verano como en invierno. No hay que olvidar que, aunque el sol no nos moleste en invierno, los rayos ultrasolares alcanzan nuestra piel del mismo modo que en verano.

  • Utiliza crema hidratante

Aplícate cremas hidratantes para la cara y el cuerpo, sobre todo en las zonas más delicadas, como los pechos, la barriga, las caderas y los muslos. Ya que éstas son las zonas en las que la piel sufre más cambios.

Gracias a la hidratación extra para tu piel, la piel será mucho más elástica y, una vez las futuras madres den a luz, su piel volverá a su estado natural sin sufrir ningún cambio.

Además, si aplicas cremas especialmente indicadas para evitar la aparición de estrías o manchas, dando suaves masajes en la piel, tendrás menos posibilidades de que durante el embarazo aparezcan estrías.

Si a pesar de los cuidados diarios has comenzado a ver algunas pequeñas estrías, existe la posibilidad de elegir productos con ingredientes que actúen como cicatrizantes. Como la rosa mosqueta, que estimula la producción de colágeno para reparar la piel dañada.

Los productos sesderma, Avene o MartiDerm, también son una buena opción para contrarrestar la aparición de éstos pequeños cortes que sufre la piel de las embarazadas. Ocasionadas por el rompimiento de las fibras epidémicas al distenderse tu piel.

3. Intenta estar relajada durante el embarazo

Expertos en psicología afirman que la piel es el reflejo del alma y de las emociones. Por eso, es mucho más importante de lo que parece mantenerse relajada y tranquila durante el embarazo.

Es cierto que muchas veces es complicado, ya que hay muchísimos aspectos en los que pensar y muchas cosas que preparar. Pero si durante el embarazo te agobias más de lo que debemos, habrá más posibilidades de que aparezcan manchas, estrías o deshidratación.

Así que, cuando sientas que necesitas relajarte, no lo dudes, sal a caminar, túmbate en el sofá, lee un libro, mira una película, etc. Cualquier cosa que te ayude a estar tranquila. Además, tu bebé también lo agradecerá.

Lo más importante es disfrutar de la etapa por la que estás pasando. Pero no olvides cuidar tu exterior para que una vez des a luz, no te arrepientas de no haber llevado a cabo ciertos cuidados que únicamente te llevaban 15 minutos al día.

Aunque, después del embarazo, lo aconsejable es seguir cuidando tu piel para que, poco a poco, nuestro cuerpo vuelva a ser como antes.

Si te ha gustado este artículo no dudes en seguir visitando Almería Is Different y enterarte de todo lo que nos hace únicos.

Etiquetas
Seguir leyendo

AlmeriaIsDifferent

Almería Is Different es el medio de comunicación almeriense que comparte lo que nos hace únicos. Información con criterio, con humor, con alegría y alguna que otra opinión.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar