Cultura y ocio

Consejos y trucos para hacer crecer tu pequeño comercio en Almería

Ofrece más que un simple producto o servicio

Las cosas han cambiado. Con el paso del tiempo hemos comprobado que la competencia ha aumentado y que los clientes son cada vez más exigentes. Existe una oferta demasiado extensa para mirar una por una y vamos decididos a por aquella que destaca entre las demás. En concreto, en Almería, la llegada de nuevas multinacionales y la creación de nuevos centros comerciales ha hecho que muchos pequeños comercios del centro hayan perdido clientes hasta llevarlos a su cierre irremediablemente.

Aunque las promociones y los descuentos pueden ser de ayuda en un pequeño comercio, el secreto está en la experiencia que estos negocios pueden ofrecer a sus potenciales clientes. Hoy te traigo unos consejos que puedes poner en práctica para hacer crecer tu negocio. Olvídate de los métodos tradicionales y toma nota.    

Alude a los sentidos y las emociones

Los clientes están hartos de la publicidad e intentan huir de ella en cuanto oyen esta palabra. Como adelantaba previamente, la experiencia lo es todo. Y para conseguir esa experiencia, el comercio debe apelar a la razón y la emoción del mismo modo. Debemos crear un producto experiencial que aluda a los 5 sentidos. Imagina que eres el cliente y tienes que decirte entre dos pastelerías. Ambas venden los mismos productos, pero una de ellas además te da a probar muestras de pastel para que te decidas por alguno de ellos. ¿En que local entrarías antes?

Como decía, las personas huimos de la publicidad unidireccional, esa que no quiere nada de nosotros nada más que nuestra compra, esa que impone que tengamos que consumir su producto y servicio sin más. Sin embargo, si la publicidad quiere hablar con nosotros y entablar una comunicación bidireccional, sentir que somos invitados a disfrutar lo que crea exclusivamente para nosotros, posiblemente acudamos. Es un enfoque difícil de entender, pero que te aseguro que se adapta al nuevo comportamiento del cliente.

Ponlo en práctica

Visual Merchandising

El exterior de tu negocio puede llegar a comunicar más de lo que puedes decir tú con palabras. Por ello, es uno de los aspectos principales a tener en cuenta. Comienza por el escaparate. Ofrece tus productos de forma atractiva, juega con las formas y los colores y crea espacios para que tus productos luzcan casi como obras de arte. Sigue con el interior y encuentra puntos estratégicos para seducir al cliente con la exposición de los artículos. En esta ocasión, puedes apelar a cualquiera de los 5 sentidos. Puedes hacer que en dicha exposición el cliente deba ver, oler, tocar, degustar o escuchar. Arriésgate y sé creativo. A tu público siempre le gustará que le sorprendas sin seguir los estándares del resto de tiendas que han visitado anteriormente.

Imagina que eres una tienda de videojuegos y quieres vender el nuevo lanzamiento de SingStar. ¿Por qué en vez de ponerlos con el resto de videojuegos no invitas a tu público a probarlo cantando allí en directo? Además, si cantan se llevarán un descuento que podrán utilizar en la próxima compra que realicen allí.

Convierte tu tienda en un destino

Haz que tu local se convierta en el centro neurálgico de la experiencia. Ofrece servicios complementarios para generar más tráfico y mantener a los clientes más tiempo en la tienda. Puedes ofrecer, por ejemplo, wifi gratis, asientos cómodos o estaciones de carga para teléfonos. También puedes invitar a aperitivos o bebidas gratis como agua, café o vino. Todo dependerá del tipo del negocio.

Centros educativos

Puedes organizar talleres, clases y eventos relacionados con el producto o servicio que ofertas. Para otras empresas o para los potenciales clientes. Todo con el fin de crear una comunidad con gustos similares en torno al negocio y ofrecer planes de provecho profesional o puramente de recreación.

Sigue imaginando que eres esa tienda de videojuegos y quieres promocionar el resto de productos. En este caso organizaremos un encuentro para que los clientes acudan al comercio a jugar. Además, también crearemos torneos para motivarles y enriquecer aún más la experiencia. Utiliza el entretenimiento para engancharles y que solo piensen en querer volver a visitarte.

Tu negocio en línea

Internet ha cambiado el mundo de los negocios. Y mucho. Cada vez más las personas emplean Internet para buscar los productos y servicios que pueden ser la solución a sus problemas. Así que, si no estás en la red, estas personas no te encontrarán jamás.

Aunque un sitio web es una herramienta poderosa para tu pequeño comercio, puedes empezar por emplear las redes sociales para dirigirte a tu público y comunicarles todo lo que deseas decirles. Datos de contacto, ubicación, llegada de nuevos productos, reposiciones, descuentos, etc. También es útil para atender sus dudas y sacar el lado más humano de la marca conversando con ellos.

Antes de poner estos trucos en práctica, investiga los pequeños y grandes negocios de la competencia, así como el perfil de tu clientela. Piensa qué te diferencia de los primeros y qué problemas puedes solucionar de los segundos. Inspírate en campañas grandes y traslada aquellas ideas que puedas adaptar a tu pequeño comercio. Y no te olvides, no hables a tus clientes de tu negocio, ofréceles algo más. Crea interés y haz que ellos sean los que hablen de ti tras conocerte.

Visita más noticias como esta en nuestra página Almería Is Different.

Celia Peña

Publicista y Relacionista Público por la Universidad de Málaga. Recién salida de la universidad, aún no tiene claro qué quiere "ser de mayor". Pero si sabe con certeza que le apasiona el diseño, el interiorismo, la escritura y la creatividad. Mientras aprende cómo es la vida tras los estudios, trata de dar respuesta a numerosas preguntas en su cabeza para descubrir su verdadera vocación.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba