Moda y Belleza

Festival de pulseras en tu brazo: qué pasa en tu piel

La oferta festivalera en Almería está repleta de fechas, oportunidades para llenar tus brazos de pulseras y ¿dejarlas hasta el año que viene?

Si eres festivalero tu calendario ahora estará repleto de cruces. En Almería son muchas las opciones para disfrutar de festivales de música a lo largo y ancho de la provincia. Citas en las que nos encontramos a grupos almerienses con mucho flow. Los eventos musicales están de moda, y son tantas las alternativas que es difícil decidirse. ¿Y si vamos a todos?

La primera toma de contacto con un festival pasa por el acceso. Ese momento en el apareces con tu abono y deslizas la mano por el interior de una pulsera que será tu identificación durante los días del evento. De papel, de tela impresa, bordadas, con microchip… hay muchos tipos de pulseras identificativas, pero las de tela se llevan la palma.

Y es que el tejido dura y dura, tanto que muchos se las dejan puestas como un nuevo complemento, formando una especie de brazalete festivalero que tiene tanto simpatizantes como detractores.

Cada vez está más extendida la corriente de coleccionar pulseras de festival en la muñeca como si de medallas se tratase. Es una forma de dejar constancia de lo divertido que ha sido tu verano, generar recuerdos agradables o, simplemente, estar a la moda. Sin embargo, cuando metes los extremos de la tela por primera vez en la sopa lo que empiezas a coleccionar deja de tan cool; SON BACTERIAS. No lo digo yo, no lo dicen tus amigos más haters, no lo dice tu madre… lo dicen unos microbiólogos muy listos de una universidad tan importante como lejana.

¿Ahora qué? ¿Hacemos caso a la ciencia o nos dejamos enamorar por la magia de los colores alojados en nuestra muñeca? No hay una respuesta definitiva a esta pregunta. Sin embargo, si tengo respuesta a la pregunta del titular: ¿Qué le pasa a tu muñeca si llevas pulseras de festival? Que se te queda más blanca que la toalla de un hotel.

Muñeca tras quitar las pulseras de festival después de un largo tiempo.
Etiquetas

Nuria Faz

Periodista especializada en información y comunicación científica, y en marketing y comportamiento del consumidor por la Universidad de Granada. Fotógrafa de título y de oficio. Amante de la música y los festivales. El Cabo de Gata es su lugar favorito del mundo, amor que se tradujo en un documental ganador del Premio Nacional de Periodismo Francisco Valdés 2017.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar