Salud

Fuera tabús en el Día Mundial Contra el Cáncer

La Asociación Española Contra el Cáncer ha presentado hoy su campaña 'Llámalo Cáncer' con el fin de dar visibilidad a una enfermedad que afecta a una media de 3 de cada 5 personas

Hoy 4 de febrero es el Día Mundial Contra el Cáncer. Debemos ser conscientes de la realidad de las cifras en los casos, aunque también de los avances. Una de las cosas más importantes en Salud es la prevención y realizar aquellos hábitos que evitarían un 40% de casos; tabaco, alcohol, sedentarismo, malos hábitos de alimentación,…Lo que esté en nuestra mano debemos evitarlo.

Puedes consultar aquí el informe ‘Las cifras del cáncer en España 2020’, editado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) con datos de la Red Española de Registros de Cáncer (REDECAN), Global Cancer Observatory (CGO), Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), del Instituto Nacional de Estadística (INE) y de GLOBOCAN-2018.

Hemos entrevistado a varios miembros del equipo multidisciplinar que trabajan en la sede de Almería de la Asociación Española Contra el Cáncer.

Unas palabras de la Gerente de AECC Almería

“Todos nuestro servicios son gratuitos. Tenemos atención psicológica, para personas que padecen cáncer y para sus familiares; fisioterapia especializada, con un fisioterapeuta que lleva muchos años tratando pacientes con masajes linfáticos; también hay un oncólogo que no realiza diagnósticos, pero que ayuda a los pacientes a explicarles sus informes, tratamientos y a resolver dudas, tanto a ellos como a sus familiares o cuidadores. Organizamos talleres, salidas grupales al campo y otras actividades. Nuestra actividad estrella a la que llamamos ‘yogipilates’, con ejercicios muy concretos para mujeres con cáncer de mama , tienen que ser muy suaves.

Este martes hay una llamada en las calles de todas las provincias de España, con testimonios reales de personas que han tenido o tienen su proceso con el cáncer o familiares. El objetivo es acabar con el tabú y ,mandar un mensaje positivo. Que la gente pueda hablar sin miedo y sin sentirse mal por la enfermedad que padece, sencillamente es un proceso más de la vida que está viviendo, una realidad, que además puede ser muy útil para otras personas.”.

(María Dolores López Peña, actual gerente de la asociación en la trabaja desde el año 1991).

María Dolores López Peña

Psicología en el cáncer

“Los psicólogos que atienden a personas o familiares de personas que padecen cáncer intentan que la esfera emocional se vea lo mínimo posible afectada. ¿Qué ocurre? El impacto es grande, porque el diagnóstico ya de por sí afecta muchísimo su ritmo de vida. Además es necesario un especialista porque cada persona, situación e incluso cáncer son diferentes y, ante determinadas circunstancias, tenemos diferentes maneras de responder. El cáncer son problemas de comunicación, son problemas de sentimientos,…

El hospital tiene un departamento de Salud Mental, con psicólogos, psiquiatras y otros especialistas. El problema es que hay tantísimos casos y es tan difícil que puedan cubrir un seguimiento durante todo el proceso que se deriva y para que ninguna persona, que pide ayuda abiertamente, se quede sin esa atención, hay varias sedes en diferentes puntos de la provincia donde pueden acudir. Yo trabajo en la AECC de Huércal-Overa y alrededores, por ejemplo”.

(Ana María García Cuesta, especializada en intervención psicológica en ámbitos clínicos y de la Salud).

Optimismo y enfermedad

“Escuchar o hablar con personas que han pasado y superado un cáncer es algo muy esperanzador para quien lo está pasando en la actualidad, porque les ayuda a sentirse comprendidos y les proporciona una proyección de futuro que a veces no existe debido a que el cáncer se suele asociar a muerte. En general, hablar sobre el cáncer ayuda a normalizar la enfermedad, disminuir el sentimiento de soledad y prepararnos para afrontarla.

Justo por este motivo, este año hemos preparado la campaña ‘Llámalo cáncer’ en la que estamos recopilando los testimonios de personas que han tenido una experiencia directa o indirecta con esta enfermedad, para que nos cuenten su realidad y que se empiece a perder el miedo a pronunciar ‘esa’ palabra.

Últimamente, nos encontramos en consulta un número cada vez mayor de personas que llegan muy angustiadas porque se sienten tristes debido al diagnóstico de cáncer o los efectos secundarios de los tratamientos. Entonces nos comentan que a su alrededor les dice frases como: ‘no te preocupes’, ‘tienes que estar positivo’, ‘tienes que ser fuerte por tus hijos que te necesitan’, etc. Como resultado, se genera frustración, se sienten incomprendidos y culpables por no poder cumplir con la exigencia de ser optimistas e intentan constantemente aparentar normalidad y fortaleza. Porque al final, el significado que se extrae es ‘si no me curo, es porque no me he esforzado lo suficiente en ser optimista o porque no he sido lo suficientemente fuerte’.

Es importante aclarar esto: ser optimista ante la vida no cura el cáncer ni favorece la recuperación, de igual modo que estar triste no produce un empeoramiento, porque al fin y al cabo, cuando una persona recibe un diagnóstico de cáncer, necesita poder permitirse sentir emociones desagradables como la tristeza, el miedo, la inseguridad… ya que esto nos ayuda a pensar en lo sucedido, asimilarlo, aceptarlo y una vez aceptado, afrontarlo”.

(Nereida Padilla Asensi, psicóloga sanitaria en la sede de la AECC de Almería).

‘Llámalo Cáncer’

Esta mañana ha sido la presentación de la campaña ‘Llámalo Cáncer’ de AECC Almería, en la entrada del Círculo Mercantil de Almería. El objetivo de esta campaña es normalizar la palabra ‘cáncer’, llamarlo por su nombre, y de esta manera dar visibilidad a una enfermedad que afecta a 1 de cada 2 hombres y 1 de cada 3 mujeres. Dos mujeres han dado testimonio de su situación personal con el cáncer.

La vicepresidenta de Diputación, Ángeles Martínez, participa en la presentación de la campaña ‘Llámalo Cáncer’ de AECC Almería. En la entrada del Círculo Mercantil de Almería.

Un testimonio real

“Un 31 de diciembre me noté un bultito en la mama derecha, me tumbé, me toqué el bultito y me di cuenta que no era normal. Entonces, inmediatamente fui al centro médico para ver si me podían mandar una mamografía. Me la hicieron con urgencia y me detectaron que era un cáncer de grado tres, pero incipiente y que me dijeron que me tenían que hacer una mastectomía. Lo recibí con…tenía 40 años…con gran sorpresa. Rápidamente me llamaron de la Asociación Española Contra el Cáncer para que me pusiera en contacto, porque en menos de un mes me hicieron la biopsia y me tuve que operar urgentemente. Y…me quedé enamorada de la asociación porque pusieron a mi disposición fisio, una psicóloga y toda la atención.

A las mujeres, cuando nos quitan una mama o ganglios en la zona axilar, tenemos que masajearnos porque si no no recuperamos bien la movilidad del brazo. Y afortunadamente en la asociación no me dijeron vale tanto, cuesta tanto, tienes que hacerte socia,…nunca me lo dijeron. Rápidamente me pusieron todos los servicios a disposición. Cuando fui consciente y me recuperé, de todo este proceso que es largo, me di cuenta que tenía que asociarme y que trabajar por otras mujeres que están entrando en la asociación. Decidí hacerme voluntaria“.

Testimonio 04-02-2020 ‘Llámalo Cáncer’ (Círculo Mercantil Almería).

Etiquetas

Sara Cuenca

Estudió doble Grado en Educación Social y Trabajo Social en la UNED. Realizó un curso de Community Manager y otro de RRHH. Es una apasionada de la música y cantante en su banda 'Rue Bourbon'. Le encanta leer, escribir, la fotografía, el cine y es una amante del mar, los animales y el deporte, sobre todo del voley que practica desde los 12 años.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar