Almeriensadas

Un problema a las puertas: Invasión de cotorras en Almería

En los últimos tres años la población de esta especie exótica invasora ha crecido un 70%

Aunque en sus países de origen es considerada como una plaga agrícola, en Almería han sido muchos los que alguna vez han tenido en casa esta especie de ave exótica. Hablo de esos pequeños loritos verdes de colores, conocidos comúnmente como cotorras. Muchas pajarerías y tiendas de animales vendían como mascota a la que ahora es considerada una especie invasora en nuestro país.

Desde el año 2011, se declaró ilegal la venta de estas aves en España, pero en la actualidad, se ha convertido en uno de los problemas principales de muchas ciudades. Por ejemplo, en Madrid, Barcelona, Málaga, Sevilla o Granada, han tenido que enfrentarse a una especie que amenaza al medio ambiente y pone en riesgo a otras especies autóctonas.  En el caso de la capital española ha llegado a alcanzar más de 10.000 ejemplares.

La provincia de Almería tampoco se salva de las cotorras. Para hablar de ello, el presidente de la Sociedad para el Estudio y Recuperación de la Biodiversidad Almeriense (SERBAL), Emilio González Miras, hace hincapié en el seguimiento y control de estos pequeños loros.

Cotorras en Almería

Según los últimos datos aportados por el presidente del SERBAL, “en tan solo tres años la población de cotorras en Almería ha aumentado un 70%”. Algo que alerta a todo el equipo de investigadores que trabaja, en conjunto con la Sociedad Española de Ornitología (SEO-BirdLife), en el censo de cotorras de la provincia.

En la actualidad son dos especies diferentes de cotorras las que encontramos en algunas zonas específicas de la capital y otros núcleos urbanos. Una de ellas es la cotorra argentina. También, es conocida como cotorra monje o cotorrita verdegris, procedente de América del Sur. Sobre todo, la podemos ver en las zonas de Costacabana, la Universidad de Almería, Ciudad Jardín, Nueva Almería y Los Ángeles. En Almería ya hay censados 290 ejemplares.

La otra es la cotorra de Kramer de las cuales ya existen 70 ejemplares, un 37% más con respecto al año 2015. Esta especie ha sido vista sobre todo en Roquetas de Mar.

Prevenir el problema

En plenas reuniones con el Excelentísimo Ayuntamiento de Almería, Emilio González, advierte que “estamos a tiempo de frenarlo, no tenemos el problema, pero lo vamos a tener”.

Una situación controvertida ya que “son bonitas y son animales, pero tenemos que ser conscientes de la gravedad del asunto. No solo son molestas por el ruido, sino que, puede afectar al medio ambiente y a la salud y seguridad de otras personas y animales”, añade González.

Otro dato del estudio apunta que, su lugar favorito para anidar y alimentarse son las palmeras y los frutos de éstas. “Todavía no han descubierto los invernaderos, olivos, frutas y verduras. Espero que eso nunca pase. Tenemos que ser previsores y evitar que esto no se nos valla de las manos”, resalta el presidente del SERBAL.

Una posible solución para controlar su reproducción, según plantea la asociación almeriense, es conseguir malograr la puesta de huevos. Es decir, hacer creer a las cotorras que están criando, pero en realidad los huevos no están fecundados.

Si te ha gustado este post, recuerda que en la sección de almeriensadas puedes encontrar muchos más artículos interesantes.

Ana Márquez

Periodista, con un Máster en Marketing Digital y Community Manager. Tiene conocimientos de radiodoblaje, locución y animación. También es Técnica en Turismo y Comercialización y presentadora. A esta almeriense la hemos visto en televisión en los Informativos de Telecinco y Cuatro. Lo complementa con 12 años de experiencia en el mundo de la moda, cuatro de ellos a nivel internacional. Está de vuelta en Almería para compartir todo lo aprendido.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba