Turismo y Deporte

La vida entre camellos

Desde 2009 Ursula Schulz mantiene en Pechina una granja escuela donde los dromedarios son la principal atracción

No hace falta viajar al desierto del Sahara ni ser Lawrence de Arabia para disfrutar de un paseo en dromedario. Úrsula Schultz, una alemana que desde 1997 ejercía como veterinaria en Fuerteventura, decidió trasladarse a Pechina para abrir ‘Camelus’, su propia granja de camellos.

Fue en 2009 cuando trajo de las islas los primeros ejemplares, 15 dromedarios de los 20 que tiene actualmente en la granja escuela. Junto a los dromedarios, se trajo consigo a Miloud, el camellero con más experiencia que había en Canarias.

La granja en cuestión, se encuentra en Pechina, en una finca de una hectárea, en la que se pueden desarrollar talleres, cumpleaños, comuniones, celebraciones, anuncios, videoclips, etc.

Estos dromedarios son los que sus Majestades los Reyes Magos utilizan cada año cuando vienen de Oriente a Almería para repartir los caramelos.

El último trabajo realizado ha sido el de un multinacional austriaca, que solicitó los servicios de un dromedario para un rodaje.

Foto: Jesús Amat

Entre los dromedarios encontramos algunos como Guajira, Indalo, Andarax, Exodus, Vera o Morisco, nombres muy relacionados con la provincia. Conviven con los dromedarios dos cabras de raza Blanca Serrana Andaluza.

Dos de las dromedarias (Sierra y Guajira) están embarazadas. La gestación de éstos animales dura sobre los 12-14 meses. Como curiosidad que la mayoría apenas conoce, a la cría del dromedario se la llama guelfo.

Camellos y dromedarios

Aunque se llame granja de camellos, son dromedarios, ya que el nombre científico de éste último es Camelus Dromedarius. La diferencia más notable a simple vista entre dromedarios y camellos, es que los dromedarios tienen una giba y los camellos dos.

camellos en Pechina
Foto: Jesús Amat

Con una altura de más de dos metros y unos 650 kilogramos, podremos disfrutar de un paseo por las ramblas del río, a lomos de éste coloso, y de la posterior visita a la granja donde podremos cepillarlos, darles de comer y fotografiarnos con ellos.

Aún recordamos aquella escena en la que Lawrence de Arabia viajaba sobre un dromedario por el desierto, pues bien, en un principio el papel de Lawrence de Arabia estaba previsto para Marlon Brando. El actor lo rechazó y argumentó que no estaba dispuesto a pasar dos años encima de un camello. Finalmente, fue Peter O´Toole quien encarnó al personaje de la película, rodada en gran parte en Almería en 1962.

Aunque son muchísimas las personas que visitan la granja, hace un par de años Úrsula recibió a un invitado muy especial. El famosísimo aventurero Jesús Calleja visitó la granja con su equipo de cámaras, y ésto fue lo que pasó

camello descansando
Foto: Jesús Amat

Texto: Adrián Catalano
Fotografías: Jesús Amat

Etiquetas
Seguir leyendo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar